Educación y Cultura

Este blog está dedicado a la publicación de trabajos educativos hechos para el
ramo Principios de la Educación y para exposición de articulos relacionados con
la Educación y el acontecer educativo de nuestro país.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Canadá lanza ofensiva para captar a chilenos que quieran aprender inglés


El gobierno de ese país ha decidido entregar 400 visas para que los jóvenes chilenos trabajen y estudien inglés, entre otras actividades. Una medida que pretende replicar el boom que han vivido Australia y Nueva Zelandia.


La mejor manera de aprender un idioma extranjero es escuchando y hablando con los nativos y así lo han entendido los chilenos que cada año viajan a países de habla inglesa a estudiar el idioma.

Según estadísticas que manejan las embajadas de esos países en Chile y las agencias que venden paquetes de inglés, unos 1.400 chilenos parten cada año a alguno de los cinco países de habla inglesa más demandados (Inglaterra, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelandia y Canadá) a aprender el idioma.

Aunque ya capta a un número importante de chilenos, Canadá quiere ampliar su participación y competir con los actores más fuertes, Australia y Nueva Zelandia. Por ello, lanzará el nuevo programa Movilidad de Jóvenes, que entregará visas a 400 jóvenes, de entre 18 y 35 años, para que puedan vivir en ese país y a la vez trabajar, lo que permite solventar la estadía.

Se trata de programas similares a los que tienen Nueva Zelandia y Australia y que les han permitido a ambas naciones captar a un número creciente de chilenos luego del atentado a las Torres Gemelas. Hasta esa fecha, Estados Unidos era el verdadero monarca de este tipo de cursos y promediaba unos 600 chilenos estudiando inglés por año.

Pero Nueva Zelandia y Australia han vivido un verdadero auge luego de que lanzaran sus work and holidays visa, que permiten a los estudiantes trabajar para solventar los gastos de estudio y estadía.

"Hace 10 años llegó a mi oficina la primera persona que quería estudiar inglés en Nueva Zelandia, hoy son cientos, Oceanía se convirtió en una vorágine después de la aparición de las nuevas visas", asegura Marianelly Núñez, presidenta de la asociación de agentes de educación e intercambio AREI Chile.

Si bien la visa no es exclusivamente para estudiar inglés, sino también para realizar cualquier actividad, el beneficio es usado preferentemente por quienes quieren perfeccionar su idioma. De las 500 visas que otorgó Australia el año pasado, 427 fueron usadas con este fin.

Además, luego del permiso especial de trabajo, el número de chilenos que viajó a ambos países con ese proposito creció exponencialmente: aumentó cuatro veces en Australia y un poco más del doble en Nueva Zelandia. A este último país, por ejemplo, han viajado en el año, 385 compatriotas para estudiar inglés.

Hoy, tras un nuevo acuerdo con Chile, Australia ofrece 1.500 visas de este tipo, un verdadero récord. Y lo propio hace Nueva Zelandia: las mil visas para 2008 están agotadas.

CANADÁ
Un fenómeno del que Canadá quiere ser parte. Si bien la embajada en Chile no maneja datos sobre el número de nacionales que prefieren el país de Norteamérica para estudiar inglés, según estimaciones de AREI, el número de compatriotas que compra cursos de inglés se ha mantenido entre 20 y 30 personas por agencia a lo largo de la década. Esto suma unos 200 chilenos al año como promedio.

El verdadero boom para ese país se produjo después del 11-S y antes de que Australia y Nueva Zelandia arremetieran con su work and holidays visa. "Canadá era similar a Estados Unidos, pero ofrecía mayor seguridad y viajes directos", dice Núñez. Hoy, Canadá mantiene su promedio de viajeros, gracias al perfil de cliente que ya había captado, principalmente chilenos ABC1.

Pero quiere captar, además, un nuevo público. Y lo está haciendo explotando sus ventajas. Un curso de inglés en ese país, de tres meses de duración y con 20 clases a la semana, cuesta unos US$ 3 mil, lo mismo que en Australia y 200 dólares más barato que en EE.UU. y mil menos que en Inglaterra, según estadísticas de la agencia STI-Chile.

En Nueva Zelandia, es más barato: unos US$ 2.700, pero según las agencias, Canadá tiene la vetaja de que los pasajes aéreos son más económicos (de US$ 1.200 a US$ 2.200 vale un ticket a Australia o Nueva Zelandia, mientras que a Canadá cuesta de US$ 1.000 a US$ 1.300).

"Los pasajes a Canadá son más baratos que para Oceanía, la calidad de vida es excelente y se adquiere un buen nivel de inglés neutro. Ahora, además, se podrá trabajar", dice Juan Pablo Moro, gerente general de la agencia STI-Chile.

No hay comentarios: